martes, 9 de septiembre de 2008

Sindrome de Alelí

Continúo en mi desesperante reflexión de que no avanzamos culturalmente. Cultura sin ambición no avanza, se extingue. Preguntale a los Neardenthales. No hay políticas de estado concretas, hay discursos eternos solamente; sin presupuesto, garra ni ganas de planes de educación a nivel nacional.
Sin adultos.
Donde filmar a dos compañeros de 15 años teniendo sexo en un picnic en horas de clase y subirlo a la web es lo más; más que el video de quemarle el pelo a la profesora, of course! Donde vestirse según grupo de referencia/pertenencia y después masacrarse en la puerta de un céntrico shopping y grabar el video para subirlo a la web es cool, moderno, y dale...
Imagino las mateadas de sábado por la tarde en este target de chicacosmoNOhayhombresnoquierencompromiso, que pasan por los afterhours de la ciudad como cascabeles de gorrito bufón para sacarse fotos y subirlas a la web..., buenooooo, es así . ¿Qué se transforme en patrón de conducta? ¿Nuestro eje de vida hoy? No sé si es el ámbito propicio para encontrar al padre de tus hijos. O la pierna esa donde enroscarte o la persona en la quien confiar.
Y está todo bien. hay que divertirse, hace a nuestra cultura. ¡Preguntame sobre wine tastings!

Imagino una conversación de mujer/varón, solo por poner ejemplo, y que ante un comentario de uno, el otro, el interlocutor, al pasar a fase respuesta, contesta así:

- Jijiji...jijijijiji...

Como en el sketch de tv de la Peluquería, idea original de Gerardo Sofovich, que hacía Alelí, la manicura, que jamás habló, sólo se reía, jijijiji... Y seguía ahí, sentadita, jijijijijii... Por años con su jijijijji...
Hay mucho para aprender, avanzar, crecer. Por favor.
Me voy a entrenar en el eje de mi vida.

1 comentario:

Yo Extranjero dijo...

Hola!
Muy interesante esta imagen, queria ampliarla para verla mejor, pero no es posible...
Gracias y hasta pronto! ;-)