martes, 21 de noviembre de 2006

Otra vez... mamá


Hoy cumplo años 40 años.


Y me falta el llamado fatal. Mamá.



22:01. Suena el timbre del teléfono. Puntualmente es... mamá.


(Charla telefónica)


-Hola, má, cómo estás?


-María Cristina, hijita, feliz cumpleaños!


(Aquí comienza el relato número 40 de la misma situación repetitiva año tras año en igual ocasión y por igual motivo):


-Pensar que hace cuarenta años, ese martes hacía tanto frío y llovía...


-No me lo recuerdes mamá, gracias.


-Pero por qué María...


-Má, decime Cris. Cristina. No María.


-Pero si te llamás María...


-Ya sé má, pero no me gusta y lo sabés.


-Pero qué cosa. Yo cuando elegí el nombre con tu papá...


-Si má, ya sé. Y si era varón era Esteban o Eduardo. Pero soy mujer y entonces ahí el nombre de María por la abuela.(Tono de fastidiosa repetición de memoria. Casi mecánica)


-Si es hermoso el nombre. Es mejor llamarse María...


-Bueno má, ok. Todo bien por allá?


-Y vos estás festejando? Hiciste algo hoy? Te llamó tu hermana?


-Si. Marcela y las chicas me llamaron a la tarde...


-Qué bárbaro éste lío por tu barrio con la zona roja, no?


-...?


-Digo yo, me parece muy bien lo de los travestis, pero se visten tan rídiculo! Yo no los critico, que sean como quieran, uno es libre. Pero así vestidos de mamarracho, no se puede creer!...


-Mamá! Y qué querés que se vistan en Versace! ( tono de vos exsperante y fastidioso en aumento)


-Bueno, no hace falta que grites, por favor! No digo eso, lo que sucede es que todo, todo está retorcido, entendés...?


-Mamá, cortála. Dejá a los travestis en paz! (voz de enojo desquiciado. Siempre, siempre lo logra, le digo más tarde a mi terapeuta)


-Pero, por qué te enojas? Yo tengo derecho a opinar. Es un país libre y te lo comento!...


-Mamá!!! Me importan un cuerno los travestis!!!!. Vos me llamaste para desearme feliz cumpleaños a mí! Hoy es MI cumpleaños! OK? Hoy YO cumplo cuarenta años! Y eso es lo único que me importa! (Mi hijo no lo puede creer. Me mira revoleando los ojos sentado a la mesa. Yo que soy la hija de mí mamá tampoco)


-Bueno, feliz cumpleaños entonces.


-Cortó. Qué hija de puta.



CB


Julio 14, 2000



No hay comentarios.: