jueves, 1 de marzo de 2007

Cine semanal ¡2!


Al lado de casa hay un mini video. Que en realidad videos no tiene. Tiene dvd para alquilar y un sinfín de cosas para electrónica que venden por internet. El lugar es mínimo y tienen unos títulos más que recientes. De esos aún no estrenados ni por el director. He llegado a ver dos películas por día.

Hay dos situaciones, realmente tres, por lo cuales, hoy, no practico mi vicio: mi reproductor de dvd no tiene sonido alguno. Nada. Cero. Zip. No es configuración. Enmudeció,(en la pc no es lo mismo,no). No tengo un peso extra y de los comunes tampoco me quedaron. Tengo que trabajar, sino no hay ingresos. Igual no hay.


Por esas cosas de nivelar las adicciones, a mi amor no le gusta el cine. Nada. Ni así de un poco. Ningún formato. Ver una película un domingo en su casa es una negociación con técnicas de los 70. (?) Ir al cine, una salida como se imaginarán, parezco la Chiqui con mis cambios de ropa. Suerte para él que a mí me gusta hablar, sino cómo hacíamos para remontar los baches silenciosos tipo Calafate, y que en esas primeras salidas típicas de: Vamos al cine y así no hablo por dos horas y después tengo tema. O tema con las amigas/os cuando salís, me van siguiendo, no? Cómo hicimos eh?! A él, mis queridos, el teatro. No hay como el teatro. Mi viejito salido de la familia falcón. Pero vuelvo al cine.


Esta semana fui al cine dos veces!. Así es. Una porque la quería ver él: Queen Anne.

Me temblaba la barbilla, las manos, avisando a mi amiga que por favor sacara entradas para ese mismo día novayaaserqueesteseme arrepienta. Y la otra, fui yo solamente, porque saqué un vale ya no recuerdo donde: The last King of Scotland. Ambos protagonistas ganaron sendos Oscar a la mejor actriz y actor. Las actuaciones son impecables : una clase actoral y de dirección de actores.

El tema de la reina. Y no sé, si, bueno, yo quería ver la actuación. Y actuando me contó todo lo que era necesario del guión. El resto eran excusas para admirar a Helen Mirren.

Y Forest Whitaker... no tengo palabras. Sabía quién era Idi Amin, y como por estas pampas andábamos con algunos problemitas por esa época, no es que le seguía la carrera política, recuerdo los diarios. Y Entebbe. E imagino que el Idi, que ya partió de este mundo, era muuuucho más malo que en la película.

Este Sr. Actor, te hace ir para atrás en la butaca, pegar tu espalda contra el respaldo, alejándote, y agradecer que no estás en la pantalla con él. Vayan.

1 comentario:

Cristian dijo...

Hola Cristina,

Yo también comparto esas adicciones. En mis buenos tiempos eran 5 ó 6 por semana (ir al cine) y hay días aun hoy de dos o tres películas seguidas (en festivales).

Me gustó mucho "Little Children" con Kate Winslet.

Saludos
Cristian