martes, 22 de mayo de 2007

Perú 4






Recuerden que estábamos subidos al tren en la estación de Ollantaytambo, noche lluviosa y fría, y así acomodados (está bueno el tren) partimos a Aguas Calientes, destino Machu Pichu.
El train trip dura dos horas, en las que dormimos babeándonos los hombros. Al llegar a Aguas Calientes, reconozco que estaba un poco desorientada, cansada, hambrienta, mojada por la lluvia y con ganas de estar en un 5 estrellas en París (ya les voy a contar de esta otra vida). Bajamos a la estación, las 1700 personas que habían subido a los varios vagones, y yo me encontré caminando rapidito rapidito, atrás de otros que caminaban de igual forma, atravesando un lugar todo cubierto de lonas blancas (era muy fantasmagórico), entre pasillitos donde el agua caía tipo Niágara Falls y el bendito maravilloso rugido del río. Ustedes no me creerán, pero el sonido de ese río es impresionante. Por supuesto todos teníamos puesto nuestros tipical poncho para lluvia, si no llevan de acá NO duden jamás en comprarlo amén que sale dos mangos, y cruzamos una plaza, nos metimos en otra callecita, ahí me dí cuenta que eramos como doce atrás de un chiquito de 10 años con un paraguas negro sobre su cabeza. Ni idea si los demás sabían a quién o por qué estabamos siguiendo a ese chico. Trepamos, para variar, unas escaleras y ahí entramos por una puertita mínima donde me dije: Listo relajate y gozá. Nada va a pasar que no pueda pasar. Y si tienen tubos de oxígenos for free, mejor.
Salió una señora al hall donde estábamos que indicó unos números, que eran las habitaciones, y la nuestra era la 13. Tres camas muy confrortables en serio, un piso de cerámica calentito porque estábamos sobre una cocina de panadería con hornos convectores (en verano paso) y un baño limpio con agua muy caliente. Por supuesto Galletita de Salvado (uno de los acompañantes de ésta experiencia) y Mirá como Disimulo mi Anorexia (el otro) no tenían hambre ni voluntad de comer. Y yo estaba al borde del llanto y el asesinato, hambrienta. Se me estaba haciéndo difícil este tema de la alimentación. A los 5 minutos llegó el guía, le dimos los tickets de entrada a Machu Pichu, revisó una lista, nos devolvió los tickets y nos dió una tirita a cada uno que era el pase del bus de subida. A las seis en punto debíamos estar en la Plaza de Micros. Logré comer un plato de arroz cerca de la pensión, a dos cuadras , alrededor de una plaza. No comments.

A las seis de la mañana, junto con otros cuatro desconocidos turistas, buscamos la Plaza de Micros, que no esxiste, es una calle lateral a la estación, donde había varios buses, vendedores de desayunos varios, y nuestro guía que nos indicó subir a cualquier micro. El día estaba bastante nublado. En la mochila llevábamos el poncho de lluvia, aguas, buzito, repelente y sun protection.
La subida es bastante vertiginosa, dura 15 minutos, y está muy buena. Llegamos a la entrada del parque, entregamos nuestros tickets y nos separaron en grupos según idioma.
Entramos por fin! Estábamos en Machu Pichu! Que no vimos por las nubes, que parecían formar parte de la película The Fog, y la lluvia intermitente, y el sol abrasador, y otra vez las nubes, y la llovizna, y el paisaje es maravilloso. Así en sucesivo constante.
Trepamos, bajamos, trepamos, caminamos, subimos, trepamos, sacamos fotos, filmamos e intentamos por las nuestras hacer el circuito hasta la Puerta del Sol. LLegamos hasta las 3/4 partes y decidimos que ya estaba. Realmente el lugar es maravilloso y ya eran las dos de la tarde. Tiempo de sobra un día, si quieren entero , hay quien escala el Pichu o el otro, el joven y toma más tiempo. Con un día está más que bien. Mi opinión estamos?
Tomamos el bus de bajada, muy caro U$16 c/u y decidimos ir a las Termas de Aguas Calientes. Esa es oooooootra experiencia. Continuará.

4 comentarios:

CortneyGee dijo...

i guess I will go get me a translator so that I might enjoy your writings...

CB dijo...

You have the Babel Fish translator on the side bar.
Thanks.

capitán pezuña dijo...

Cusco y absolutamente todo lo que hay ahí es simplemente extraordinario. Yo he podido ir dos veces y puedo decir que hay poco que no haya conocido de la ciudad, lugares turísticos y alrededores.

Me alegra que te haya gustado.

Buen blog, de cuando en cuando me daré una vuelta por acá.

Speedcat Hollydale dijo...

Incredible photos! Unbelievable

Speedycat