viernes, 21 de enero de 2011

No nos ofenda Sra. Presidenta


Excelentísima Sra. Presidenta de la Nación :

Me dirijo a Ud. con el respeto y reconocimiento que su investidura merece:

Luego de escuchar atentamente cada uno de sus últimos discursos y de analizar profunda y comprometidamente nuestra realidad me pregunto, una y otra vez, me perdí de algo o me volví a equivocar? Antes que nada, le quisiera aclarar que no respondo a ninguna fuerza política del presente ni del pasado. Soy, como muchos otros, una ciudadana argentina que por convicción creció, se educó y morirá en su tierra natal.
En su discurso de ayer arrancó haciendo mención a lo leído por Ud. en los medios y manifestó, acertadamente en mi opinión, el horror que representa ver que alguien pida la vuelta de asesinos a la política. Ahora me pregunto,¿Ud. no escuchó, ni leyó, ni vio nada relacionado con algunos de sus colaboradores? ¿Concretamente, no escuchó a D'Elia diciendo textualmente que 'mataría' a todos los vecinos de los barrios de Recoleta, Barrio Norte, Belgrano? ¿No lo escuchó Sra?

Pero volviendo al tema que me preocupa y que estoy segura preocupa a más de un argentino, ¿por qué siempre sólo escucha lo que a sus oídos e intereses molesta? Haciendo la vista gorda y oídos sordos nos separa, nos enfrenta, nos divide. Y no es eso lo que los argentinos y argentinas, como Ud. nos llama, necesitamos ni queremos. ¿Por qué habla despectivamente de aquellos que hemos elegido vivir mejor con el producto de nuestro esfuerzo? A veces siento que para ser una argentina querida y representada por Ud. debería nivelar para abajo, aspirar sólo y únicamente a un plan social, a una caja de alimentos, a la caridad de otros.

No nos siga dividiendo en sus discursos, no incite a la violencia, no nos tire su policía a la calle.
No nos quite el derecho a disentir porque la Democracia se trata de eso.
Acaso no fue Ud. electa sobre esas bases. Respétela en todos los ámbitos, en los que la favorecen como en los que no.
Se autodenomina la presidenta de todos los argentinos y argentinas pero al mismo tiempo nunca deja de mencionar dentro de ese grupo a quienes no la votaron y piensan diferente.
¿Por qué divide a la sociedad argentina dependiendo del barrio donde vivimos y se dirige despectivamente a las sras. paquetas que viven por el suyo? ¿Por qué? ¿Por qué algunas marchas y cortes son válidos y otros no?
¿Por qué siempre habla del 'crecimiento' económico sostenido pero nunca menciona a la inflación también en alza provocada por semejante gasto público?
¿Por qué siempre se expresa de manera irónica y con mucho resentimiento hacia aquellos que sólo hemos elegido al trabajo y al esfuerzo como medio de vida? ¿Por qué siempre nos lleva a los extremos?, o somos gorilas o revolucionarios del '70, pobres o ricos, blancos o negros. No Sra., no nos divida.

2 comentarios:

Graciela L Arguello dijo...

¡¡¡Absolutamente de acuerdo!!!!!
Pero además agrego que es sobre los hombros de aquéllos que desprecia, que ella se ha encaramado en el sitio en el que está. Porque reparte favores y compra votos con el dinero que involuntariamente aportamos a sus campañas a través de los impuestos. Siquiera por eso, debería tratarnos con algún respeto

San Valentin Sos San Bernardo dijo...

Hola como estan? Les cuento que la carta la escribió mi Queridisima prima Jimena Berardinelli salió mi nombre porque yo la publique hace 5 años pero en la publicación borraron la primera parte que decía que la carta era de ella y pusieron mis datos! Aclaro esto para que todas las personas que se comunican conmigo.,..se comuniquen con ella....es una persona con muchos ovarios y una grandeza tremenda!! Estoy orgullosa de todo lo que genera!!
Gracias! x difundir!